¿Qué expresan tus emociones?


Es importante saber identificarlas, pero aún lo es más el saber conocerlas, gestionarlas y trabajarlas para desarrollarse uno mismo tanto individualmente como en grupo.


Por esta razón, hemos dividido el contenido de nuestras actividades para que los niños y niñas del programa desarrollen su educación emocional a través de tres categorías:

BLOQUES

  • Bloque 1: la empatía

    En este primer bloque, las actividades están destinadas a conocer las emociones y desarrollarlas desde la empatía, la comprensión y el ocio.

    • Educación infantil (de 3 a 5 años)

      Emociones y sentimientos. Con este ejercicio los participantes de esta franja de edad aprenderán las emociones básicas del ser humano.
      Se trata de un ejercicio básico para distinguir y poner nombre a esas sensaciones que van experimentando en su día a día.

    • Educación primaria (de 6 a 12 años)

      El dinosaurio de Daniel. Con este cuento los niños y niñas que participen podrán ver una historia con la que aprenderán a empatizar y verán ejemplos de cómo actuar ante diferentes situaciones.
      De esta manera, pueden ir comentando el cuento entre todo el grupo para así extraer todo tipo de puntos de vista.

    • Educación secundaria (de 13 a 17 años)

      Escenas de emociones. Con esta actividad los menores del programa pondrán en práctica las emociones a través de varias situaciones. Para esta franja de edad, el ejercicio óptimo sería representar las escenas como si fueran una obra de teatro.
      Esto les permite trabajar la empatía y el tratamiento de las emociones de una forma directa.

  • Bloque 2: el trabajo en equipo

    En el segundo bloque, el foco se centra en aprender a colaborar entre los participantes, no solo para demostrar que se llega más lejos en cualquier campo de la vida, sino también para destacar el crecimiento personal que uno experimenta como individuo.

    • Educación infantil (de 3 a 5 años)

      Un mundo emocionante. Al tratarse de niños y niñas de una edad muy temprana, creemos que la opción idónea es plantear una actividad similar a la anterior pero con unos matices. En esta deben adivinar las emociones a través de la expresión corporal.
      Para ello, los participantes representarán las emociones en grupos de dos o más niños, con los que tendrán que coordinarse para que el resto de la gente adivine la emoción interpretada.

    • Educación primaria (de 6 a 12 años)

      Mónica desea hacer un regalo. Con este ejercicio los niños y niñas aprenderán a colaborar para conseguir un objetivo común: hacer un regalo que le guste a Mónica.
      Organizaremos a los participantes en grupos para que cada uno trabaje conjuntamente a la hora de pensar un regalo, de tal manera que se respeten las opiniones de los demás y se organicen las tareas para llevar a cabo la actividad.

    • Educación secundaria (de 13 a 17 años)

      Cualidades personales. Con esta actividad los chicos y chicas del programa aprenderán a identificar sus puntos fuertes y también los que quieran mejorar, además de aprender a complementarse con otras personas.
      Es decir, se partiría de un ejercicio básico de identificación y después se juntarían a los participantes en grupos para pensar en una idea, proyecto, etc. en el que intervengan las cualidades de todos los integrantes del equipo.

  • Bloque 3: la resolución de conflictos

    Para el tercer bloque, nos centraremos en un tema de vital importancia para convivir en sociedad: aprender a aceptar diferentes opiniones, gestionar los conflictos que ello pueda comportar, mejorar la convivencia y, sobre todo, dar voz a todo el mundo.

    • Educación infantil (de 3 a 5 años)

      Pequeñas relajaciones. Con este sencillo ejercicio se plantean varias formas de meditación muy sencilla para que los niños y niñas aprendan a relajarse ante situaciones que puedan superarles.
      Al ser tan pequeños, más que enseñarles a gestionar conflictos de forma racional, es más importante ayudarles a crear un “ritual” para calmarse ante esos momentos.

    • Educación primaria (de 6 a 12 años)

      Juan y Laura quieren el ordenador. Con este ejercicio ponemos en práctica la resolución de conflictos con un caso concreto.
      En este vídeo, se les mostrará una situación de conflicto y deberán debatir y compartir opiniones sobre cómo gestionar esa situación.

    • Educación secundaria (de 13 a 17 años)

      Mónica quiere quedarse a jugar. Con esta actividad también ponemos en práctica la resolución de conflictos con un caso concreto.
      Al ser un vídeo similar al que hemos planteado para la franja de edad anterior, en este caso, además de debatir y compartir opiniones sobre cómo gestionar la situación, los participantes pueden probar a interpretar cómo resolverían la situación (en un formato teatral o más de TikTok, actuando y añadiendo las respuestas en pantalla).

En verano, las emociones no descansan.