«Usar miniórganos de retina nos permite acercar la investigación al paciente»

Pia Cosma

  • RESULTADO DESTACADO

    La retinitis pigmentaria comprende un grupo de desórdenes genéticos que afectan a la capacidad de la retina para responder a la luz. Las personas que la padecen, una de cada 4.000 en todo el planeta, pierden la visión gradualmente. Mi grupo y yo estudiamos cómo regenerar la retina. En estudios anteriores, probamos en modelos animales una aproximación basada en células madre de médula ósea que aplicábamos a la retina, y con la que obtuvimos buenos resultados.

    Para trasladar el estudio en humanos, necesitábamos otros modelos —organoides de la retina, que son órganos humanos en miniatura— en los que trasplantar las células madre para observar si se integraban en el tejido y, por último, acababan generándose fotorreceptores. Para ello, trabajamos con Núria Montserrat, investigadora ICREA en el Institut de Bioenginyeria de Catalunya, que es experta en generar organoides humanos. Con los organoides, podemos imitar al máximo el contexto humano y estamos más cerca de poder llevar nuestra investigación a los pacientes.

  • INVESTIGADOR

    • Pia Cosma
      Investigadora ICREA en el Centre de Regulació Genòmica (CRG), Barcelona