Así como el acceso a la escuela es un derecho universal asegurado, el acceso a las actividades en el tiempo libre no es igual para todos los niños y niñas. En CaixaProinfancia, trabajamos para compensar estas desigualdades. En verano, también.

Los juegos, uno a uno

Conozcámonos

Un juego para fomentar el interés y la curiosidad para conocer a los demás con tan solo una pelota. Sin límites de edad ni de participantes. ¿Te apuntas?

Trueque o trato

¿Sabes hacer algo? ¿Quieres aprender algo? Deja una nota en el muro y dedica 20 minutos a enseñárselo a quien lo pida. Una actividad basada en el altruismo para potenciar la autoestima de los participantes.

¡Stop! (Atinselea)

Un juego tradicional rumano muy parecido al pillapilla, pero con una variante: hay una palabra que puede salvarte.

Manos cruzadas

Un reto: sigue la corriente hasta que esta cambie de sentido. ¿Parece fácil? No lo es. Una actividad en el que tus ojos engañarán a tus manos.

Pica la mamba (Mamba)

Vamos hasta Egipto para jugar con una serpiente que se irá comiendo a los participantes de uno en uno y que así crecerá y crecerá...